Uso eficiente del agua

Agua de Reúso

El mundo enfrenta hoy enormes desafíos respecto a la disponibilidad del agua  debido a la gran cantidad de seres humanos que habitan el planeta y que a su vez requieren del vital líquido. Dentro de los desafíos se encuentra el gasto económico en cuanto a la gestión del agua, la alteración gravemente de su calidad y la modificación del ciclo natural del agua como efecto del calentamiento global, razones suficientes para que se busquen nuevas formas que conduzcan a un aprovechamiento que sea sustentable y sostenible.

El reúso del agua consiste en poner a disposición un agua previamente usada que ha sido sometida a diversos tratamientos con el único objetivo de alcanzar una calidad que garantice que no existen riesgos para la salud pública y el medio ambiente.

reciclagua

TÚ QUE TIENES AGUA ¡CUÍDALA!

010

Uno de los principales factores de la crisis urbana de nuestros días tiene que ver con la disposición y disponibilidad de agua  para  la  vida  diaria.  Obtener nuevas fuentes de agua se va haciendo cada día más difícil técnica y económicamente, dado que la población crece y demanda este recurso en las ciudades y en el campo.

A nivel urbano, el desperdicio del  agua representa  solamente  una  parte  del problema; la contaminación de las aguas usadas tanto en los domicilios como en procesos industriales, el crecimiento acelerado y la falta de valores sólidos que fortalezcan una cultura del agua sólida, así como factores externos como el cambio climático dificultan la sostenibilidad del recurso.

Las estadísticas del agua en México, en los últimos años muestra el incremento de cobertura de agua potable y alcantarillado para los hogares urbanos, sin embargo el tratamiento de las aguas usadas por la población no ha aumentado en la misma proporción.

Así, mientras se cubre el 90.3% de las necesidades de agua potable en el país, y el 86.4% del alcantarillado, tan sólo el 40.2 % de las aguas residuales son tratadas. (CONAGUA, 2009) Esto quiere decir que efectivamente una gran parte aguas servidas regresan a los cauces naturales sin ningún tratamiento, contaminando los cuerpos de agua, cambiando su química y alterando gravemente a los ecosistemas que dependen de ellos.
Independientemente de la relevante importancia de regresar el agua que tomamos de la naturaleza en una condición aceptable, existe un aspecto práctico e inmediato de abasto que nos obliga a intercambiar agua clara por agua tratada en muchas de la actividades propias de una ciudad, en particular en ciudades industriales como la nuestra. 

007

¿Por qué es importante el reúso de agua?
Para el año 2050, se tiene contemplado que la población alcanzará los 9 billones de habitantes incrementando considerablemente la cantidad de agua que se utilizaran en los hogares, agricultura, industria y energía. Al aumentar la demanda de agua, las ciudades se ven obligadas a depender de las fuentes de agua que se encuentran regularmente en lugares lejanos de la ciudad, y por lo tanto son más caras para aprovechar.

Tomando en cuenta que años atrás se creía que el agua era un recurso renovable, pero con el paso de los años el valioso líquido se convertiría en un material no renovable porque se ha realizado una sobreexplotación y un mal uso. Como parte de las consecuencias se está poniendo en peligro la provisión de agua del planeta, esto sin contar como ya lo habíamos mencionado el cambio climático y la necesidad inminente de políticas de adaptación y mitigación
Ante estas preocupaciones y el interés por el manejo y cuidado del agua son creadas las plantas de tratamiento de aguas residuales, se estima que existen 1833 plantas de tratamiento de aguas residuales a nivel nacional en operación formal, según la última información publicada en 2008.

ciclodeagua2

¿Sabes cuál es el ciclo del agua? Conócelo aquí

El tratamiento de aguas residuales consiste en una serie de procesos físicos, químicos y biológicos que tienen como fin eliminar los contaminantes físicos, químicos y biológicos presentes en el agua efluente del uso humano.

Las aguas residuales son generadas por residencias, instituciones y locales comerciales e industriales. Estas pueden ser tratadas dentro del sitio en el cual son generadas (por ejemplo: tanques sépticos u otros medios de depuración) o bien pueden ser recogidas y llevadas mediante una red de tuberías y eventualmente bombas a una planta de tratamiento municipal.

008

Los esfuerzos para recolectar y tratar las aguas residuales domésticas e industriales redundan en la generación de grandes volúmenes de agua reutilizable que necesita ser puesta a disposición mediante nuevos sistemas de conducción que requieren de inversiones considerables pero que a largo plazo fortalecen la sustentabilidad de las ciudades y del campo

Este tipo de descargas están sujetas a regulaciones y estándares locales, estatales y federales (regulaciones y controles). A menudo ciertos contaminantes de origen industrial presentes en las aguas residuales requieren procesos de tratamiento especializado.

El tratamiento  de aguas residuales comienza por la separación física de sólidos grandes (basura) de la corriente de aguas domésticas o industriales empleando un sistema de rejillas (mallas), aunque también pueden ser triturados esos materiales por equipo especial; posteriormente se aplica un desarenado (separación de sólidos pequeños muy densos como la arena) seguido de una sedimentación primaria (o tratamiento similar) que separe los sólidos suspendidos existentes en el agua residual.

Para eliminar metales disueltos se utilizan reacciones de precipitación, que se utilizan para eliminar plomo y fósforo principalmente. A continuación sigue la conversión progresiva de la materia biológica disuelta en una masa biológica sólida usando bacterias adecuadas, generalmente presentes en estas aguas. Una vez que la masa biológica es separada o removida (proceso llamado sedimentación secundaria), el agua tratada puede experimentar procesos adicionales (tratamiento terciario) como desinfección, filtración, etc.

El efluente final puede ser descargado o reintroducido de vuelta a un cuerpo de agua natural (corriente, río o bahía) u otro ambiente (terreno superficial, subsuelo, etc). Los sólidos biológicos segregados experimentan un tratamiento de neutralización adicional antes de ser reutilizados de forma apropiada

Existen normas oficiales mexicanas que se encargan de establecer responsabilidades para el tratamiento y calidad del agua descargada, la Norma Oficial Mexicana  que se encarga de establecer los límites máximos permisibles de contaminantes para las aguas residuales tratadas que se reúsen en servicios al público, con el objeto de proteger el medio ambiente y la salud de la población, y es de observancia obligatoria para las entidades públicas responsables de su tratamiento y reúso (SEMARNAT, s.f.).

011

La Norma Oficial Mexicana NOM-003-SEMARNAT-1997 (SEMARNAT, s.f, pp55).

Cuenta con 4 especificaciones :

1.-Los límites máximos permisibles de contaminantes en aguas residuales tratadas son los establecidos en la Norma Oficial Mexicana.

2.-La materia flotante debe estar ausente en el agua residual tratada, de acuerdo al método de prueba establecido en la Norma Mexicana NMX-AA-006, referida en el punto 2 de esta Norma Oficial Mexicana.

3.- El agua residual tratada reusada en servicios al público, no deberá contener concentraciones de metales pesados y cianuros mayores a los límites máximos permisibles establecidos en la columna que corresponde a embalses naturales y artificiales con uso en riego agrícola de la Tabla 3 de la Norma Oficial Mexicana NOM-001-SEMARNAT-1996, referida en el punto 2 de esta Norma.

4.- Las entidades públicas responsables del tratamiento de las aguas residuales que reusen en servicios al público, tienen la obligación de realizar el monitoreo de las aguas tratadas en los términos de la presente Norma Oficial Mexicana y de conservar al menos durante los últimos tres años los registros de la información resultante del muestreo y análisis, al momento en que la información sea requerida por la autoridad competente.

La vigilancia del cumplimiento de esta Norma Oficial Mexicana corresponde a la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca, a través de la Comisión Nacional del Agua, y a la Secretaría de Salud, en el ámbito de sus respectivas atribuciones, cuyo personal realizará los trabajos de inspección y vigilancia que sean necesarios. Las violaciones a la misma se sancionarán en los términos de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, la Ley General de Salud y demás ordenamientos jurídicos aplicables.

Conclusiones

El reúso de agua es sin duda una de las partes más importantes en la gestión de un uso más consciente y eficiente del recurso hídrico, contribuyendo así a su preservación y mayor disponibilidad para las necesidades básicas de la población. Los sistemas de riego con aguas residuales contribuyen a aumentar la producción agrícola y mejoran la salud, la calidad de vida y las condiciones sociales. Pero también tiene otras ventajas, además de evitar la contaminación y proteger el abastecimiento de agua potable, preservan las aguas subterráneas en las zonas donde su empleo agrícola intensivo da lugar a la salinización u otros tipos de perturbación de los acuíferos, los cuales deberían ser utilizados como reservas de agua

Referencias Bibliográficas:
Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) (2009), Situación del subsector agua potable, alcantarillado y saneamiento. Edición 2009, México, SEMARNAT, 167p.
Lahera, V. (2005), “Uso sustentable del agua en las ciudades” en Cadena, Edel y Barrios Armida (Eds.) Ciudad, región y desarrollo. Formación profesional. Toluca, Universidad Autónoma del Estado de México
SEMARNAT (s.f) Norma Mexicana NMX-AA-003. Recuperado el día 20 de Mayo de 2020, del sitio web: http://www.conagua.gob.mx/CONAGUA07/Publicaciones/Publicaciones/SGAA-15-13.pdf

Cambiando el enfoque

Cuando dejamos de ver el agua como un producto de desecho y la vemos con esa enorme capacidad de resiliencia, nuestra perspectiva cambia, cuando la observamos cómo yace tranquila y plena en cada uno de los proceso de un planta de tratamiento y como recupera su dignidad, descubrimos que lejos de ser un elemento es un ser vivo que nos tolera con paciencia sobrenatural a que aprendamos de ella y de su gran capacidad de servir sin miedo a ser utilizada y ser útil sin miedo a servir.

lineamorada1

Agua de reúso

Como ya se ha mencionado, el abastecimiento de agua para la ciudad de Tijuana y Playas de Rosarito se realiza mayoritariamente a través del acueducto Río Colorado-Tijuana contando con una capacidad de 4.0 m³/s (este también aporta para las ciudad de Tecate). Con dicha aportación y la que se generará al entrar en funcionamiento la ampliación del acueducto para 1.3 m³/s adicionales, tenemos resuelto el abastecimiento de agua potable sólo para otra década más (2017), aunado a ello los antecedentes de escasez pluvial y por ende la pobre recarga de nuestros mantos acuíferos en la región, hacen necesario realizar un uso integral de este recurso y buscar otras alternativas para su suministro en el futuro. La rentabilidad en el aprovechamiento de agua residual tratada puede valorarse desde la perspectiva de una planta de tratamiento que produzca y comercialice el agua tratada a diversos usuarios, o bien desde el punto de vista de plantas de tratamiento que aprovechen el gasto producido para el consumo interno dentro de una industria o empresa.

Por ejemplo, para regar un campo de fútbol se necesitan 2,628 m³ de agua al mes. Pero, si se utiliza agua residual tratada para este fin, se liberará agua potable suficiente para abastecer a 243 personas durante un mes.

regandocesped

Sin embargo, la grave situación que enfrenta México para el abastecimiento del agua potable va a ser valorada sólo cuando repercuta con un mayor impacto económico en la sociedad en general. Necesitamos una fuerte concientización ciudadana que propicie un mayor desarrollo de este sector a corto plazo.

El reúso de agua es sin duda una de las partes más importantes en la gestión de un uso más consciente y eficiente del recurso hídrico, contribuyendo así a su preservación y mayor disponibilidad para las necesidades básicas de la población

Beneficios del reúso de agua  

  • El agua tratada contiene más nutrientes y minerales que el agua potable, por lo que las áreas verdes se ven beneficiadas.
  • El agua de reúso es más económica que el agua potable, por lo que en uso masivo como en la industria, significa un gran ahorro.

Los tipos de reúso más comunes son el aprovechamiento del agua tratada en actividades agrícolas, industriales, recreativas y recarga de acuíferos. En países desérticos como Arabia, Túnez, Egipto e Israel el reúso del agua en agricultura ha tomado enorme importancia; en Estados Unidos, India y en México el reúso se practica en la industria (agua para enfriamiento, lavado e inclusive para controlar incendios), en el medio urbano, en Japón, el agua se reúsa en riego de plantas de ornato, jardines, parques, áreas de golf y en algunas localidades para las evacuaciones en los sanitarios; en cuanto recarga de acuíferos, en varios países se han realizado investigaciones para medir los impactos asociados a la salud pública por patógenos, virus, metales pesados y en general por el transporte de contaminantes, dados estos se han realizado proyectos bastante exitosos.

Los sistemas de riego con aguas residuales contribuyen a aumentar la producción agrícola y, en consecuencia, a mejorar la salud, la calidad de vida y las condiciones sociales. Pero también tiene otras ventajas, además de evitar la contaminación y proteger el abastecimiento de agua potable, preservan las aguas subterráneas en las zonas donde su empleo agrícola intensivo da lugar a la salinización u otros tipos de perturbación de los acuíferos. La formación de humus contribuye a evitar la erosión del suelo (el humus es una sustancia compuesta por productos orgánicos, de naturaleza coloidal, que proviene de la descomposición de los restos orgánicos ej. hongos y bacterias).

En muchos casos, los nutrientes presentes en el agua residual tratada, especialmente el nitrógeno y el fósforo, pueden hacer innecesario el uso de fertilizantes sintéticos. Por último, los estudios realizados en diversos países han demostrado que si el riego con aguas residuales se supervisa como es debido puede mejorarse el rendimiento de las cosechas.

Por su parte, las actividades industriales involucran el consumo de agua potable, lo cual muchas veces no es necesariamente estricto. En ese sentido, muchas de esas actividades pueden realizarse utilizando agua tratada. El marco legal, Ley de Ingresos del Estado de B. C. 2007, estipula un cobro de derechos por el reúso de agua. El cual es mucho más bajo que el pagado por el consumo de agua potable.

La oportunidad de un proyecto de reúso sin duda es beneficiosa para Tijuana, pero para verlo como una realidad palpable se requiere la participación de todos, a manera de conjuntar esfuerzos y brindar la información necesaria para la observar la estructura de distribución que pudiera verse involucrada.

aguaindustria

«Un proyecto de reúso de agua beneficia a todos, hagamos un verdadero uso integral del agua».

Normas sanitarias

La Organización Mundial de la Salud asesora desde hace tiempo a los países en cuestiones sanitarias, ambientales y técnicas para ayudarles a establecer y mejorar los sistemas de utilización de las aguas residuales, especialmente en la región del Mediterráneo Oriental. En las regiones áridas y semiáridas del mundo, la falta de agua limita el desarrollo agrícola e industrial. Los gobiernos tratan continuamente de encontrar nuevos medios para suplementar los escasos recursos hídricos disponibles.

Las directrices sanitarias publicadas en 1989 han constituido la base para establecer códigos de práctica y normas nacionales sobre utilización.

En México la NOM-003-SEMARNAT-1997 es la que regula la calidad de agua para su reúso en las formas de contacto directo e indirecto con el ser humano. Las nuevas PTAR’s de CESPT fueron diseñadas para cumplir con esta norma y generan por tal un agua limpia y segura para el reúso planteado por la norma.

camporegando

Situación del reúso en México

Actualmente las aguas residuales municipales se reúsan en regiones con poca disponibilidad de agua, aun cuando en la mayoría de los casos se hace en forma inapropiada. Las aguas residuales de la Ciudad de México se utilizan en la agricultura en el distrito de riego 03 (aguas no tratadas). En la industria, se usan aguas residuales tratadas en la papelera de San Cristóbal. En Lechería Edomex. y Tula Hgo., se emplean para enfriar los sistemas de generación de energía eléctrica. En recreación se han utilizado aguas residuales tratadas en el llenado de lagos como el de Chapultepec, San Juan de Aragón y Xochimilco, entre otros. Además, se usan para el riego de áreas verdes.

El reúso industrial de las aguas residuales municipales es aún muy restringido, se identifican actualmente sólo dos tipos de práctica. Una de ellas corresponde a plantas industriales que se abastecen directamente del alcantarillado, y ellas mismas se encargan del tratamiento para cumplir con sus requerimientos de calidad. En este caso están las termoeléctricas del Valle de México y Tula de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la refinería de Pemex en Tula y Altos Hornos de México, en Monclova. La termoeléctrica de Tula, por ejemplo, cuenta con una planta que trata de 850 a 1300 l/s de agua residual del Gran Canal para emplearla en enfriamiento. La otra práctica es el tratamiento y suministro de agua tratada a un reducido grupo de empresas, algunas de ellas localizadas en la ciudad de Monterrey, y otras en la zona metropolitana del Valle de México.

El reúso en Monterrey fue la primera experiencia en su tipo en el país y data de 1955. La empresa Agua Industrial de Monterrey opera una planta de 300 l/s y distribuye el agua a varias industrias. En el estado de México la planta de San Juan Ixhuatepec, S.A. abastece a los socios industriales con 160 l/s de agua tratada que capta del Río de Los Remedios.

Reúso de agua en México; F. Arreguín Cortés, G. Moeller C., V. Escalante E., A. Rivas H.; Instituto Mexicano de Tecnología del Agua; México.

EPA 625 R-92 004 Guidelines for water reuse; U.S. Environmental Protection Agency

Tratar el Agua, Propuesta de este Tiempo; Mayra A. Martínez; Revista CESPEDES; México

Elaboró SIERRA C. F. M.