Aguas residuales

Atrapa grasa

Como consecuencia de los recurrentes problemas por taponeamientos del sistema de alcantarillado sanitario, ocasionados por la falta de control de las grasas y aceites generadas por las Industrias, Comercios y Servicios que manejen alimentos, es que la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT), inició el programa denominado «Atrapa la Grasa», mediante el cual se pretende concientizarlos y capacitarlos de manera gratuita sobre la instalación de trampas de grasas y aceites, con la finalidad de reducir las aportaciones de grasas y aceites a las líneas de alcantarillado, asimismo les permita cumplir con la Reglamentación en la materia.

Cualquier Industria, Comercio o Servicios, se puede inscribir gratuitamente al programa «Atrapa la Grasa», mismo que ofrece asistencia y capacitación en el correcto dimensionamiento, instalación y mantenimiento de las trampas de grasas y aceites, y con ello evitar trastornos o impedimentos en la operación normal del sistema de alcantarillado sanitario, asimismo les permite cumplir con la normatividad ambiental vigente

Algunos de los beneficios que se adquieren con el ingreso al programa, son la asistencia y capacitación, sin costo alguno, durante las fases de instalación y mantenimiento de la trampa de grasas, una vez concluido el programa, el suscrito recibirá un reconocimiento de cumplimiento emitido por la CESPT y la certeza de cumplir con la normatividad ambiental vigente.

trampagrasa3

Es de mencionar que de manera regular personal de la CESPT realizan verificaciones a los establecimientos que cuentan con trampas certificadas, a fin de cuantificar la cantidad de grasa o aceite que se dejó de verter al alcantarillado mediante la revisión de los registros asentados en bitácora, un ejemplo de ellos es que durante el periodo comprendido de Enero 2006 a Septiembre 2007, un total de 212,625 litros de grasas y aceites fueron recolectadas en dichas trampas; tomando lo anterior en consideración, se puede concluir que en este periodo, cada establecimiento genera un promedio de 4 lts de grasa por día, que está dejando de ser descargado a las líneas de conducción de aguas sanitarias.